Alimentos libres de antibióticos: Un nuevo paradigma para los productores y minoristas

Categorías:
Feb 15
Alimentos libres de antibióticos: Un nuevo paradigma para los productores y minoristas
Con la atención pública atenta a la seguridad alimenticia y a las nuevas leyes de los Estados Unidos que restringen el uso de antibióticos en animales criados para el consumo humano –que entrarán en vigencia a partir del 1 de enero de 2017–, el tema se ha convertido en un asunto clave para los productores pecuarios, sobre todo para los de aves de corral. 
 
Los líderes de la industria ven la tendencia de un sector libre de antibióticos como el comienzo de un nuevo capítulo en la historia agropecuaria. “Este es un gran cambio y no solo un punto más como siempre”, declaró el Dr. John Carey (Profesor de la Universidad de Texas y editor de la revista Journal of Applied Poultry Research). 
 
“Hemos creado el problema en los últimos 70 años y no podemos esperar a resolverlo de un día a otro. Debemos cambiar la dirección y comenzar eliminando la resistencia a los antibióticos del medio ambiente”, dice el Dr. Karl Dawson (Director Científico de Alltech y Profesor de Microbiología Nutricional de la Universidad de Kentucky).
 
Esta nueva propuesta marcará una gran diferencia en comparación a las últimas décadas, cuando añadir bajos niveles de antibióticos a las dietas de animales de producción era considerado normal para prevenir y tratar enfermedades; y mejorar la salud digestiva, mejorando la conversión alimenticia y promoviendo el crecimiento. 
 
Esta práctica ha sido objeto de estudio en 1969 cuando una investigación independiente encargada por el gobierno británico –conocida como el “informe Swann”– señaló un posible vínculo entre los antibióticos en la alimentación animal y la creciente resistencia a los antibióticos en el cuerpo humano (Swann MM, Baxter KL, Campo HI, et al. Informe de la Comisión Paritaria sobre el uso de Antibióticos en la Cría de Animales y Medicina Veterinaria HMSO; Londres: 1969). Los resultados demostraron que matar habitualmente a los gérmenes más débiles permite a los más fuertes crecer y multiplicarse, creando la posibilidad de que una potencial “superbacteria” brote en la población humana.
 
Mientras existen otras causas no relacionadas de la resistencia humana a los antibióticos, las investigaciones en los últimos años han provocado la demanda de los consumidores por alimentos libres de antibióticos, una tendencia que no muestra signos de disminuir. “Los productores se enfrentan a una decisión difícil en este momento: Ser parte de este cambio en la producción o quedarse atrás mientras los demás empiezan a hacer el cambio”, señaló Aidan Connolly (Director Ejecutivo de Innovación de Alltech). 

 

¿En qué consiste exactamente este cambio? 

El consenso general es que la etiqueta “libre de antibióticos” identifica a los alimentos que fueron producidos sin el uso de antibióticos en los animales. En términos prácticos, esto significa que dichos antibióticos –en particular aquellos que son importantes para la salud humana– no fueron añadidos a la dieta de un animal, ni fueron administrados a un lote de animales para la prevención de enfermedades. 
 
Actualmente algunos restaurantes y cadenas de supermercados van aún más allá implementando una política “libre de cualquier antibiótico”, prometiendo que la carne de pollo o res que utilizan proviene de animales que nunca se les dio antibióticos; bajo ninguna circunstancia, ni siquiera una sola dosis para curar una enfermedad. Eso, sin embargo, es un punto de vista poco frecuente y ha provocado las críticas de los expertos en salud de animales de producción, quienes creen que se debe dar un tratamiento humanitario a los animales que sufren una enfermedad.
 
Lo crucial es que a partir de enero de 2017 en los Estados Unidos el tratamiento de los animales enfermos con antibióticos requerirá la receta de un veterinario con licencia. Y el uso de los antibióticos más importantes para uso humano no se permitirá para promover el crecimiento o para la prevención de enfermedades generalizadas. Como estas restricciones de uso se hacen cada vez más estrictas alrededor del mundo, la necesidad de alternativas naturales para mantener la salud y el desempeño va en aumento.
 
 

 
“El cambio en los próximos dos años tendrá un impacto en todo el mundo”, comentó Dawson durante la conferencia internacional anual de Alltech, REBELación, celebrada en mayo de 2015. Y subrayó “cada gran empresa de alimentos está desarrollando políticas para abordar esta cuestión”.
 
De hecho, en el 2015 se dieron cambios muy importantes entre productores y consumidores de pollos de engorde y carne de res. Una porción cada vez mayor de la producción de pollos de engorde ha comenzado con la eliminación gradual del uso rutinario de antibióticos y más opciones de alimentos “libres de antibióticos” han aparecido en los menús de restaurantes. La más reciente fue Papa John’s que anunció en diciembre de 2015 que el pollo servido en sus pizzas y en sus chicken poppers  vendrá de aves que nunca han consumido antibióticos. La compañía espera completar esta transición para el verano estadounidense de 2016.
 
Papa John’s se une así a una lista de cadenas de restaurantes que se comprometieron a eliminar o reducir el uso de la carne de res y pollo proveniente de animales alimentados o tratados con antibióticos. Otras marcas que también han anunciado su disposición a usar carne libre de todo antibiótico o de antibióticos utilizados en medicina humana son Chipotle, Panera Bread, Subway, Chick-fil-A, McDonald’s, Dunkin’ Donuts y Wendy’s.
 
Sin embargo, aún no existe un acuerdo de lo que en realidad significa la etiqueta “libre de antibióticos”. Estrictamente todos los alimentos vendidos legalmente en los Estados Unidos son “libres de antibióticos” debido a que pueden contener cantidades bajas de antibióticos cuando los consumidores los compran en la tienda o los comen en un restaurante. La preocupación subyacente en cómo se produce la comida, en otras palabras, si habitualmente se ha permitido administrar a los animales cierta cantidad de antibióticos, mismos que terminan en nuestras mesas. 
 
Este problema no va a desaparecer por sí solo. Mientras la población crece se espera que la demanda de carne y productos lácteos aumente a casi el doble en los próximos 35 años. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura - FAO, solo el consumo de carne se incrementará en un 73% en comparación con el 2011. Esta responsabilidad recaerá en los productores de carne y vendedores minoristas, a los que se les pedirá comercializar sus productos libres de antibióticos.
 
La carne de pollo ha sido la que ha llamado principalmente la atención en el tema debido a que se produce en mayores cantidades y los suministros son suficientes para satisfacer la demanda actual. “El pollo está en su punto crítico”, dijo Carey. “Producir pollos de engorde o pavos libre de antibióticos será el nuevo paradigma. Y con las aves de corral allanando el camino, el cerdo y la ternera están empezando a trabajar también el tema “libre de antibióticos”, agregó.
 

Soluciones para el futuro

“Nuestro objetivo es asegurar que los productores tengan las herramientas adecuadas y los recursos para hacer esta transición de la manera más segura y rentable como sea posible, sin que el consumidor deje de tener la calidad del producto que quiere para ellos y sus familias”, resalta Aidan Connolly
 
“La simple acción de eliminar el suministro de antibióticos a los animales de producción no constituirá por sí sola una respuesta al problema de la resistencia antimicrobiana”, dijo Dawson. “Tenemos estos organismos en el medio ambiente y el daño ya está hecho. Es el momento de dar la alarma y planear acciones”. En opinión de Dawson, esto significa trabajar en el futuro mediante el desarrollo y la implementación de prácticas que mantengan a los animales de producción sanos, lo que reduce la necesidad de antibióticos. Eso puede comenzar con medidas tan básicas como mejorar la higiene de la granja y mejorar las medidas de bioseguridad para los animales, teniendo en cuenta que incluso las operaciones más limpias todavía pueden sufrir enfermedades.
 
Los programas estratégicos de gestión de nutrición son un componente importante. Entre las alternativas a los antibióticos encontramos: los probióticos, los prebióticos y los extractos de plantas. Alltech, empresa global líder en salud y nutrición animal, está por delante en estas innovaciones con tecnologías libres de antibióticos desarrolladas desde que la compañía fue fundada en 1980. Esto ha dado lugar a nuevas innovaciones respaldadas por 733 ensayos publicados, lo que ha permitido desarrollar el área de la producción libre de antibióticos. 
 
Hoy el programa Libre de Antibióticos de Alltech proporciona un método natural para ayudar a los productores frente a los problemas que pueden ocurrir en la producción de carne libre de antibióticos.
 
El programa se inicia mediante el apoyo del sistema inmune y digestivo del animal y permite períodos de ajuste. Mientras el productor avanza al siguiente nivel, el programa ayuda a proporcionar un enfoque de gestión de la salud del intestino. Esto incluye la siembra de la microflora intestinal favorable, la alimentación de las bacterias benéficas y mantener un ambiente intestinal adecuado, eliminando a los microorganismos desfavorables para apoyar la defensa inmune.
 
Así, el programa Libre de Antibióticos de Alltech ofrece un enfoque completo para el bienestar animal; que incluye la gestión, la nutrición y el apoyo técnico. El programa ayuda a los animales brindándoles el máximo de beneficios para su salud a través de la gama completa de tecnologías de Alltech, lo que les permite alcanzar su potencial genético y hace que los productores logren un futuro sostenible y rentable.
 
 
Para conocer más acerca del Programa Libre de Antibióticos de Alltech lo invitamos a conocer nuestra página: go.alltech.com/libredeantibioticos
 


Todas las Categorías