Programa de Alimentación Libre de Antibióticos III

Apr 24
Programa de Alimentación Libre de Antibióticos III

Por Sergio Marcelo Alves

Gerente de Negocios de Alltech para Latinoamérica

Como mencioné en mi último artículo, el mayor error en un intento de retirar los antibióticos de las dietas de los animales es tratar de cambiar un antibiótico por un solo producto. Para tener éxito, tenemos que pensar no en una única solución, sino en un programa completo de salud animal.

También comenté sobre la necesidad de mejorar el entorno de los animales: crear un ambiente más ventilado, que sea más saneado, ofrecer alimentos y agua en cantidad ideal, ajustar el programa de vacunación o el número de animales por granja. En otras palabras, promover el bienestar total de los animales llevando a cabo todas las buenas prácticas de producción.

En la parte nutricional, el primer objetivo es asegurar una perfecta colonización intestinal con bacterias beneficiosas como los lactobacilos y enterococos. Esto lo logramos mediante el uso de prebióticos y con la ayuda de ácidos orgánicos (que acidifican el tracto digestivo reduciendo las bacterias patógenas), enzimas (que ayudan en la digestión de nutrientes y disminuyen el sustrato para el desarrollo de bacterias patógenas) y electrolitos (para prevenir la deshidratación). Toda esta tecnología es utilizada inicialmente a través del agua potable desde las primeras horas de vida del animal, asegurando la preparación intestinal para los principales retos que tiene el animal por delante.

En la alimentación tenemos que pensar además en todos los contaminantes que pueden afectar al desempeño de los animales, como los hongos y las micotoxinas que pueden ser controlados con antifúngicos y adsorbentes de última generación derivados de la pared celular de la levadura y de las algas.

Los antifúngicos actúan directamente sobre el hongo, matándolo y previniendo su propagación. Pero las micotoxinas (sustancias tóxicas producidas por estos hongos) se eliminan con los glucanos (de la pared celular de la levadura) y las algas que se adhieren a las micotoxinas eliminándolas sin ser absorbidas por los animales.

Por otro lado, las vitaminas y los minerales deben encontrarse especialmente en alta disponibilidad y con baja contaminación (dioxinas o metales pesados). Hoy, los minerales orgánicos son mucho más efectivos para satisfacer estas necesidades ya que son evaluados para garantizar una contaminación cero y están protegidos haciendo que sean mejor aprovechados por los animales; sin olvidar de mencionar los selenoaminoácidos obtenidos de la levadura enriquecida con selenio que asegura la protección antioxidante de la célula y mejora la respuesta inmune.

Podemos mencionar también a los ingredientes vegetales de alta digestibilidad que contienen vitaminas, aminoácidos y nucleótidos, que ayudan a conseguir una mejor calidad intestinal y un aumento de peso. El uso de enzimas obtenidas por el sistema de fermentación en estado sólido ayuda la rotura de los ingredientes añadidos en la dieta como el maíz, la soja, el trigo y permite a los animales aprovechar todo el potencial de estos nutrientes.

Por último, pero no menos importante, ya hemos mencionado las fracciones activas de la manosa que eliminan a todas las bacterias patógenas que pueden interferir en cualquier etapa del crecimiento de los animales. Las fracciones activas de la manosa, además de eliminar estas bacterias, permiten que los animales desarrollen todo su sistema de protección inmune, haciéndolos más resistente a todos los desafíos de la salud.

Todas estas tecnologías han ido evolucionando en las últimas décadas y se han desarrollado desde las evidencias empíricas hasta la total comprobación científica con el uso de la nutrigenómica.

Actualmente estas experiencias de producción animal sin el uso de antibióticos tienen ya más de 22 años con más de 700 obras publicadas, que incluyen, por ejemplo, en el segmento de las aves a más de 3 mil millones de pollos que representan el 6% de la producción del mundo.

En este contexto vemos que muchas empresas utilizan el marketing de “animales sin antibióticos” o “animales sin hormonas”. Sin embargo, deberían considerar divulgar que ya cuentan con la tecnología para producir animales mucho más saludables, creando un proceso armónico entre el bienestar animal, la seguridad y la satisfacción del consumidor y sin dañar el medio ambiente. Algo totalmente sostenible.

Para conocer más acerca del Programa Libre de Antibióticos de Alltech lo invitamos a conocer nuestra página: go.alltech.com/libredeantibioticos


Todas las Categorías